sábado, 31 de enero de 2015

¡Ésa es su enfermedad!




En cierta ocasión, un joven descarado, al ver a un maestro realizar una forma de Tai-Chi muy extravagante y desconocida para él, se le acercó y le dijo:
- Oiga, ¿qué está haciendo? ¡Eso no es Tai-Chi! ¿De qué manicomio se ha escapado?
A lo que el maestro contestó:
- No me he escapado de ningún manicomio, ¡me han echado!
Cuando los enfermos me veían practicar, sanaban.
Pero cuando los cuerdos practicaban conmigo, perdían la razón y se volvían tan locos como yo.
Así, cierto día, alguien me abrió las puertas y me dijo:
- ¡Sal! Aquí ya no haces falta. Ahora ve y contagia tu locura al mundo, porque este mundo está falto de locos como tú. ¡Ésa es su enfermedad!

martes, 13 de enero de 2015

Nobles Instrucciones de las Artes Marciales Internas


*No es un artista marcial quien carece de la humildad del guerrero, pues nuestro camino es la virtud, nunca la violencia.

* No es un artista marcial quien no ha aprendido a dominar su propio ego, pues para encantar serpientes, antes debes haberte hecho inmune al veneno que llevan 

* No es un artista marcial quien no ha comprendido que este camino es una vía de perfección. Que nosotros entrenamos buscando la sabiduría, el amor y la compasión.

*No es un artista marcial quien no ha comprendido que todo esto forma parte del Tao, y que esta unión mística es nuestra meta, pues ahí está la iluminación.

Nosotros formamos parte de la naturaleza y la naturaleza del Tao.
El Tao es belleza, armonía y vida.
Cuando te unes al Tao no puede haber dos.

Entonces, cuando veas a alguien haciendo el bien, estarás viendo al propio Budha.
Y cuando te veas a ti mismo haciendo el bien, estarás haciendo la labor del Budha y sabrás que el Budha, que el Tao, no es diferente de ti, sino que está en ti y tú en Él.


V.D.L.P.F.


lunes, 12 de enero de 2015

Alabanza del misterio.




Aquello que miramos y no podemos ver es... lo simple.
Lo que escuchamos sin poder oír, lo tenue.
Lo que tocamos sin asir, lo mínimo.
Lo simple, lo tenue y lo mínimo no pueden indagarse.
Juntos se conjugan en lo uno.
Revelado, no deslumbra.
Oculto, no pierde su luz.
Infinito, no puede ser definido.
Se esfuma en la no existencia.
Es la forma de lo que no tiene forma.
Es la imagen de la no existencia.
Es lo esquivo y misterioso.
Lo puedes mirar de frente, pero no verás su rostro.
Lo puedes seguir, pero no lograrás ver su espalda.
Quien se apega con fuerza al Tao primordial, gobierna la existencia de cada día y puede adquirir la sabiduría primordial.
                                                                             Esta es la iniciación al Tao.


                                                                                                                                        -LAO TSE

domingo, 11 de enero de 2015

El Espíritu

El Espíritu templado es el fruto de paciente observación y práctica dedicada; depende de una total entrega hacia las convicciones de una conciencia ampliada, que estimula a partir del sentimiento más hondo.
Espíritu del guerrero, que no tiene nada que ver con el combate ni con la lucha con uno mismo sino con el permanente buscador, con el incansable caminante y realizador práctico de sí mismo, en armonía con la naturaleza y con el Todo que nos rodea.
 EL sentimiento del guerrero significa la maduración de la templanza, el valor, la generosidad y la humildad, cualidades del autentico guerrero.
También significa trascender las debilidades, pero siempre plasmando a través del cuerpo y la voluntad.

 


jueves, 8 de enero de 2015

La esencia de Tai Chi Chuan








Para el médico, el Tai-Chi se convierte en medicina, y en meditación para el meditador. 

Para el guerrero en arte marcial, y en fuente de salud para el terapeuta. 

Es cuna de paz para quien la busca, y longevidad para quien ansía inmortalidad. 

Es un camino de perfección para el monje, y piedra filosofal para quien anhela saber más.

Es un precioso baile para quien desea bailar, y un sublime arte para el artista.

Nuestra danza es todo esto y mucho más.
El Tai-Chi es como la esencia que, vertida en el corazón del ser humano, toma la forma de su recipiente y, así, alma y Tai-Chi, de la mano, caminan juntos hacia el Tao.

 Extracto del libro: DEL TAI-CHI AL TAO

martes, 6 de enero de 2015

Cuando vivo en cada instante practico Tai Chi.




Cuando estoy sin rumbo practico Tai Chi.

Cuando la desesperación se hace eterna practico Tai Chi.

Cuando duermo, cuando sueño, cuando camino...cuando vivo en cada instante practico Tai Chi.

Quien no sabe lo que ello És...no conoce la enseñanza del movimiento del Universo y el punto de equilibrio en que uno llega a pararse. 

S.R.